la vida viene a cuento : relatos de ecología emocional

Bocadillo de salchichón

¡Otra vez bocadillo de salchichón!

Como cada mañana, Pablo protestaba mirando su bocadillo, recién salido de su envoltura, a la vez que observaba con cierta envidia mi bocadillo de tortilla de patata.

Era nuestro primer trabajo. Ambos compartíamos la media hora del desayuno y aprovechábamos para hablar de nuestras cosas. Cada mañana se repetía el ritual. Nos sentábamos a la mesa, sacábamos de la bolsa los bocadillos correspondientes y los abríamos esperando que su contenido nos soprendiera. Cada mañana Pablo se encontraba con un bocadillo de salchichón y se quejaba abiertamente de su mala suerte.

¡Otra vez salchichón!

Algunos días me daba pena y le daba algún pedazo de los míos, que iban variando de contenido: jamón, queso, tortilla… Pero un buen día, harto ya de oír lo mismo a diario, le dije:

Oye, Pablo, si estás tan harto del salchichón, ¿por qué no le dices a tu madre que te prepare otra cosa y así cambias un poco?

No puedo. Lo cierto es que no es mi madre la que me prepara los bocadillos… ¡Los bocadillos me los preparo yo!

(Jaume Soler – María Mercé Conangla)

Anuncios

8 Respuestas a “la vida viene a cuento : relatos de ecología emocional

  1. jopé, ya tiene guasa.
    El colmo del vago, quejarse de lo que uno mismo hace, o mejor decir, que no hace.
    Tiene razón, lasonrisaesgratis, es posible caer en la tentación de quejarse de lo que nosotros mismos hacemos, pero con un poquito de ánimo que nos demos quizás el pensamiento vaya a que hicimos lo mejor que podíamos, o, en el momento dado, ser conscientes de lo que tenemos entre manos (y esto que no se tome literal, que os veo venir) 🙂 para no arrepentirnos luego, ¿o no lo veis tan fácil?

    Besos

  2. Quién no se haya quejado nunca por lo que un@ ha hecho o haya dejado de hacer que tire la primera piedra. 🙂 … Aunque sea prepararse un bocata. 🙂

  3. Jajajaja, aysss la cuestíon es quejarse y no, no debería ser así..antes de quejarnos por duodécima vez deberíamos mirarnos por dentro y ponerle fin….mañana mi bocadillo será de queso!!!
    Saludos, hace tiempo que no entraba a leerte!!

    • ¡¡Marchando bocadillo de queso para la señora!!
      La puerta está abierta, pasa cuando gustes, eso sí, la próxima vez que me entere que has dejado de leer los trocitos de texto te apunto a la lista negra… 🙂
      Exactamente no se que consecuencias tiene eso de listas negras, de todos modos a ver si consigo asustar… 🙂 más que susto da risa, algo es algo… 🙂

  4. ¡Qué bueno! Y qué real…

    ¿Cuántas veces nos quejamos de algo de lo que somos responsables?

    Saludos.

  5. La verdad es que quejarse por lo que uno hace no tiene mucho sentido. Al fin y al cabo en esta historia era porque comía salchichón, pero peor sería no poder comer nada.
    Besos azules
    Ana

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s