un montón de problemas

“… – El muchacho se ha vuelto muy raro – continuó el señor Harris. Siempre está enfrascado en algún libro. No para de hablar del colegio y de hacernos preguntas sobre esto y lo otro cuando su madre y yo intentamos ver la tele.

– Pregunta sin parar – corroboró la señora Harris.

– Si no es una cosa es otra… proseguía el señor Harris. Soy un hombre atareado. Trabajo en el Ayuntamiento. Al llegar a casa, quiero relajarme y no tener que responder preguntas de la sangre de mi sangre. Para eso le pagan a usted.

Serafina (la maestra) sonrió. – Quizá sea una buena señal que se interese por…

– Nunca se había interesado por nada. Nuestra vida se ceñía a la cena, la tele y la cama. No veo nada malo en ello…”

(Terence Blacker)

Anuncios

4 Respuestas a “un montón de problemas

  1. Lo que me habéis hecho reír los 3
    Estupendo sentido del humor.

    Besos

  2. – Efectivamente -replicó Serafina- no hay nada malo en que su vida se ciña a la cena, la tele y la cama, ni tampoco nada bueno en ello. En verdad, y les ruego disculpen mi franqueza, lo que sucede en su vida es … ¡¡que no hay nada!!

  3. Si lo llevan a un especialista ,igual se cura con un buen tratamiento de shock con un par de meses a 8 horas diarias de pleiesteison en vena
    Animo Sres. Harris!!

  4. Problemas de la adolescencia. Se veía venir. Tanto leer no podía ser bueno.

    Saludos.

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s