las ranas pidiendo rey

Cansadas las ranas del propio desorden y anarquía en que vivían, mandaron una delegación a Zeus para que les enviara un rey. Zeus, atendiendo su petición, les envió un grueso leño a su charca.

Espantadas las ranas por el ruido que hizo el leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron. Por fin, viendo que el leño no se movía más, fueron saliendo a la superficie y dada la quietud que predominaba, empezaron a sentir tan grande desprecio por el nuevo rey, que brincaban sobre él y se le sentaban encima, burlándose sin descanso.

Y así, sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron donde Zeus, pidiéndole que les cambiara al rey, pues éste era demasiado tranquilo.

Indignado Zeus, les mandó una activa serpiente de agua que, una a una, las atrapó y devoró a todas sin compasión.

Moraleja:

A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto, en vez de a uno muy emprendedor pero malvado o corrupto.

(Esopo)

Anuncios

3 Respuestas a “las ranas pidiendo rey

  1. Lo de siempre, cuando se pide hay que saber lo que realmente se desea.
    Por supuesto siendo Dios (tal cual se suele entender en mayoría, y mal) debería saber lo que realmente querían las ranas, y así era, aunque las incautas no lo vieran así.

    Y dice Esopo: “a la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto, en vez de a uno muy emprendedor pero malvado o corrupto”.

    Según eso, la serpiente era emprendedora y corrupta. Cosa en la que no estoy de acuerdo.
    Luego, tampoco tiene mucho que ver el pueblo ya que quién eligió a su rey fue Dios (que según se dice no es el pueblo, ni elegido por el, ¿o sí?)
    Y también, a la hora de elegir gobernantes ya no se sabe lo que es mejor, porque los que hoy día parecen buenos, cuando toman en sus manos el gobierno ya no son ellos sino las circunstancias 🙂

    Entiendo que se les envió un tronco porque no necesitaban más gobierno que el que ya tenían. Querían un rey, así que, el menor daño era “algo” no un “alguien”.
    Como no se conformaron, acabaron con un “alien”. Error de transcripción en el pedido, no más. 🙂

    Besines.

  2. uffffffff…… cuando yo era peque, muuuucho más peque de lo que todavía soy, leimos en el colegio esta fábula y…. ni la entendí entonces, ni la entiendo ahora…. ¿por qué coño Zeus les envía un tronco? ¿pasa de las ranas?. Y claro, las pobres ranas protestan, ( y con razón) y el ¡Dios este de los demonios! manda una serpiente para que se las zampe a todas. Claro, muerto el perro se acabó la rabia. ¿Acaso la moraleja no será “pobre de aquél que se revele ante el poder, por que su final estará muy cercano” y por lo tanto “ser ciudadanos, sumisos, callados y no protestéis nunca”? Bueno, tal vez no sea esa la moraleja pero desde luego lo parece por que ahora los disoses nos envían troncos, serpientes, crisis, desempleo, jubilación a los 67 y shhhhhhhh…. estamos calladiiiiitos, calladiiiiitos.

  3. Pues muy enriquecedor el relato. desde luego, mejor alguien honesto que un corrupto. Me suena eso de la serpiente a los dictadores, que de una forma metafórica, cuando no real, acaban con sus propios ciudadanos.
    Un saludo!

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s