justas literarias

No creas soledad que me has hecho mal,

Eres como una enfermedad de infancia a la que te acostumbras

y también eres un remedio para sanar

No creas soledad que me has hecho mal:

contigo descubrí noches espléndidas,

puertas del universo sin límites

y este sin límites me crea confusión en mi saber sin entender,

pues hiciste del amor lo eterno de mi ser

amé y siempre amaré como se adora al más fanático ídolo.

Hiciste de mí que levantara la voz ante esta turbia sociedad

y que me disfrazara y andara alegre por las aceras grises.

¡Soledad! a ti te debo que me pare a contemplar las flores,

a escuchar los cantos de los pájaros, a ver el verde que se rie

mientras todo dormita en el jardín de la nocturnidad

¡Soledad! engalanada por la yedra que lentamente tapiza

las paredes de mi casa,

embriagada en el aroma acre, fresco y misterioso en la noche.

No creas soledad que me has hecho mal

has creado en mi ser hecho de amor y desamor

como una enredadera madeja con la que jugamos a ovillar.

No creas soledad eso tan triste que dicen de ti.

(Marisa Biarge Magallón)

 

 

Anuncios

3 Respuestas a “justas literarias

  1. Me he alegrado al encontrarte.

  2. ¿Por qué te quejas, a pesar de que la ensalzas?

    Besitos 🙂

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s