alejandro magno y el tiempo…

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

1 – Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los propios médicos de la época.

2 – Que los tesoros que había conquistado (plata, oro y piedras preciosas), fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.

3 – Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

Uno de sus generales,  asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro: ¿Cuáles eran sus razones?

Alejandro le explicó:

1 – Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos no tienen ante la muerte el poder de curar.

2 – Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

3 – Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos.

El tempo es el regalo más preciado que tenemos porque es limitado.

Podemos producir más dinero, pero no más tiempo.

Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar.

Nuestro tiempo es nuestra vida.

El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo.

Gracias por el regalo que día tras día me llega, cuando me ofrecéis vuestro tiempo. Mi agradecimiento y cariño junto con un abrazo.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “alejandro magno y el tiempo…

  1. No estoy de acuerdo en que el tiempo sea lo más preciado que tenemos, pero sí que es algo a valorar, sobre todo si te lo dedican cuando no se espera nada a cambio. La mayoría lo hacen así constantemente. Lo malo quizás esté en que no valoramos todo el que nos es regalado. Nos solemos fijar en ello en casos muy especiales, cuando se está muy abajo y alguien consigue que te olvides del problema, o incluso te ayude a solucionarlo.En otras ocasiones está claro que sí se tiene en cuenta el tiempo que otros ponen, aunque no lleguen a tener constancia de ello los que han puesto el esfuerzo. Cariños.

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s