la princesa bolsa de papel

La princesa Elizabeth y el príncipe Ronald se encuentran planeando su matrimonio, pero entonces irrumpe en escena el dragón, prende fuego al castillo de Elisabeth y a sus vestidos y se marcha volando en la distancia llevándose consigo al príncipe Ronald, transportando por los fondillos de sus pantalones.
 
La princesa Elisabeth está furiosa. Encuentra una bolsa de papel, se viste con ella y sigue al dragón. Lo engaña haciéndose exhibir todos sus poderes mágicos hasta que el dragón, exhausto, se duerme. A continuación, se apresura a introducirse en la cueva del dragón para salvar a Ronald y encontrarse con la sorpresa de que no quiere ser salvado por una princesa cubierta de hollín y sin nada más que ponerse que una bolsa de papel.
 
Elizabeth queda estupefacta ante el repentino giro de los acontecimientos, dirigiéndose a su amado con las siguientes palabras: “Ronald, tu traje es realmente bonito y tu pelo está muy bien peinado. Pareces un verdadero príncipe, pero eres un idiota”. La última página del cuento muestra a nuestra princesa alejándose, sola, bajo la puesta de sol, y la historia termina con las palabras: “Después de todo, no se casaron”
 
 

Anuncios

"No te dejes contagiar, no des ninguna opinión como tuya antes de ver si se adecúa a ti, mejor opina tú mismo." :) - (Georg Christoph Lichtenberg)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s